La Educación en casa respeta las características del aprendizaje de cada niño. Es la personalización de la experiencia educativa, la autonomía del aprendiz en su entorno personal de aprendizaje (potenciado por la necesidad de acudir por sí mismo a las fuentes de información) o la motivación intrínseca de profundizar los aspectos que le resultan más interesantes.